A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

¿Han notado alguna vez que en las obras de Shakespeare nadie —excepto ocasionalmente un gobernante— se sienta nunca? Ni siquiera había sillas en los escenarios ingleses o españoles de la época de Isabel I.

Fuente: Thornton Wilder, Collected Plays & Writings on Theater. The Library of America, NY, 2007.