A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Al Supremo Consejo de la Suprema Unión de los Pueblos Supremos:

Deseo llamar la atención del SCSUPS a propósito del futbol. La práctica de este deporte pone en peligro las bases del sistema.

La gente ve un partido de futbol y no sabe cuál será el resultado final, y se le puede pasar por la cabeza que el SCSUPS tampoco lo sabe. Lo cual sugiere que puede haber algo que el SCSUPS no sepa.

Cuando el resultado de un partido es desigual, por ejemplo, uno a cero o cero a uno, entonces la gente dice que el equipo que ha metido más goles es el mejor. Y esto está en contradicción con el principio básico de que nadie es mejor que otro y que sólo el SCSUPS es mejor que todos. A no ser que el SCSUPS decida que alguien es mejor que otro mientras no se diga lo contrario.

El resultado incontrolado de un partido abre de par en par la puerta a la suposición de que se puede ganar o perder. El equipo ganador está contento a expensas del equipo que pierde, el cual está descontento, cuando el contento debería repartirse a partes iguales y el descontento no debería existir.

Ya la misma forma de la pelota está en contradicción con la forma de nuestro régimen. Porque la pelota es redonda y rueda, mientras que nuestro régimen está inmóvil y bien asentado. Y al rodar puede ir hacia aquí o hacia allá, no se sabe hacia dónde, mientras que nuestro régimen de ninguna manera puede rodar hacia ninguna parte, porque es inamovible. Propongo, por tanto, cambiar la pelota redonda por otra cuadrada, es decir, por un cubo. La pelota cuadrada no se moverá por sí sola hacia ninguna parte, e incluso si se la cambia de lado no se notará diferencia alguna.

Puesto que nuestros niños también juegan a este deporte, la importancia educativo-política de la pelota cuadrada será enorme.

En resumidas cuentas, propongo las siguientes reformas:

A. El resultado de cada partido deberá establecerse de antemano por la Comisión Central de Planificación para todo el año, publicado en el Boletín Oficial del Estado y anunciado por los medios de comunicación. Todo ello comportará un nuevo ahorro económico-calórico, porque ya no habrá ninguna razón para que se jueguen los partidos.

B. Cada equipo anunciado como perdedor en virtud de la correspondiente decisión de la Comisión estará obligado a mostrar su contento. Las distintas formas de mostrar contento, tales como espontáneas manifestaciones de alegría fuera del estadio (en las calles y plazas), cartas de agradecimiento dirigidas al SCSUPS y autocongratulaciones, serán expresamente elaboradas y se informará de ellas a los contentos. Lo mismo por lo que respecta a los equipos anunciados como ganadores.

C. La base para el cálculo de los resultados para cada siguiente año contable será el grado de contento mostrado por cada equipo. De este modo, el elemento competitivo no sólo no quedará eliminado, sino que estará orientado hacia un rumbo socialmente sano y constructivo.

Con un deportivo saludo,

Fuente: Sławomir Mrożek, La vida difícil. Traducción del polaco de Bożena Zaboklicka y Francesc Miravitlles. Acantilado, Barcelona, 2020.

Ilustración: Pablo García