A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Una de las características de un mercado eficiente es que la información se vuelve pública, pues el usuario final y el inversionista requieren tener datos confiables para tomar decisiones: dónde invertir, a quién comprar, cuál será la estrategia de una empresa, por ejemplo.

Algo que se dio con la creación del mercado eléctrico mexicano es que ahora casi toda la información del sector es pública. Nos han querido engañar, pero es fácil detectarlo gracias a la transparencia ordenada en el marco heredado.

Para explicar la importancia de este van dos historias: este gobierno ha insistido en decir que las renovables han sido subsidiadas y lo ha repetido en innumerables ocasiones.

Mediante la solicitud de información RRA 9727/20 le preguntaron a CFE cuál es la metodología bajo la cual se ha calculado el subsidio a renovables que el director de CFE ha mencionado repetidamente. Lo primero que hizo CFE fue mandar la solicitud a una de sus empresas (por cierto, una empresa de CFE que representa contratos firmados bajo el régimen legal anterior, conocidos como legados y de los que se ha insistido que son subsidiados) y ésta determinó que no existe información como la que se pide.

Pero como la declaración ha sido del director general del corporativo y no de una de las empresas, se insistió en que el corporativo respondiera y respondió lo mismo.
En resumen, el ataque del director general de Comisión Federal de Electricidad a las renovables bajo el pretexto de los subsidios es una mentira y carece de sustento documental.

Y responder con algún cálculo falso era difícil de sostener y hubiera generado responsabilidades de servidores públicos.

Ahora la segunda historia. Los usuarios básicos de electricidad, como usted y yo, estamos en un sistema que se creó un poco por fuera del mercado y que nos “protege” de los vaivenes normales de los precios del mercado. En este momento las tarifas pagamos NO están determinadas por los costos reales que tiene el sistema eléctrico, sino que recibimos un subsidio.

Pero, aunque no determinadas, si hay una relación: si sube o baja el precio de la energía, nuestra factura sube o baja, aunque el subsidio se mantiene. Si bajan los costos de energía, debería bajar la factura ¿no?

Ilustración: Patricio Betteo

Por otro lado, los proyectos de generación firmados en las subastas de energía eléctrica de largo plazo han disminuido el costo de la energía en la red, además de que garantizan estabilidad en los costos. Junto con el uso de gas natural para sustituir combustibles más caros (y contaminantes) podría ir permitiendo que cada vez se use menos subsidio.

Pues bueno, la historia ha tenido éxito y el precio de la energía en la red ha ido bajando, pasando del rango 1 287-7 562 pesos por MWh en julio de 2018 hasta rangos que van de los 443 a 1004 pesos por MWh en julio de este año (información obtenida del observatorio de la transición energética, disponible en: obtrenmx.org/pml_mtr_sin).

Pero usted no lo verá en su factura. ¿Por qué? Porque desde hace unas semanas, la Comisión Reguladora de Energía trabaja en una modificación de la metodología de calculo de tarifas de suministro básico (Acuerdo A/029/2020, disponible aquí).

¿El objetivo? Ajustar la tarifa para que en las facturas se mantenga el costo de la energía, aunque en la red haya bajado.

Le podrán decir a usted en las conferencias que el costo de la “luz” no subió, pero no dirán que pueden bajarlo en los siguientes meses y no lo harán.

Ahora, eso no es necesariamente malo, pues lo que está sucediendo es que se está eliminando el subsidio; pero esto no será congruente con el compromiso de “no mentir”.

Eliminar el subsidio o reducir el mismo es necesario para construir un mercado maduro y me refiero a cualquier mercado, incluido el eléctrico. El problema es que este gobierno no ha construido un mercado eléctrico, sino que sólo ha procurado incrementar los ingresos de la empresa del Estado, como un método de recaudación.

Afortunadamente tenemos información que nos permite saber que la declaración del subsidio a renovables es falsa o que nos aplicarán un electrolinazo oculto, pero que se puede poner en evidencia.

 

Víctor Florencio Ramírez Cabrera
Vocero de la Plataforma México Clima y Energía.