A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Uno de los grandes mitos que este gobierno ha creado es que se dio preferencia a los generadores privados de electricidad para afectar a la Comisión Federal de Electricidad.

¿Es esto cierto? Revisemos que sucede y cómo se actúa. La Reforma Eléctrica de 2014 puso en el centro del interés al consumidor y por lo tanto generó un esquema en el que los generadores compiten por tener los precios más bajos para que la red les reciba la energía.

Entonces, la energía se le recibe al generador de acuerdo a sus costos de generación.

La primera que se recibe es eólica y solar, pues se considera que tienen costos cero de operación, solo reciben el sol y el viento y generan. Eso no significa que su costo sea cero ni que no recibirán pago por la energía que generan, sino que tienen contratos de donde reciben sus pagos y garantizan la viabilidad de sus proyectos, pero el costo inicial de oferta a la red es cero. Entonces siempre que haya eólica o solar se reciben.

Pero si la solar y eólica no son suficientes para satisfacer la demanda de electricidad, se reciben los siguientes generadores en costos, que son los ciclos combinados. Entonces a todos los generadores: solares, eólicos y ciclos combinados, se les paga la energía al costo del ciclo combinado. En el momento que solar, eólico y ciclo combinado no son suficientes para abastecer la demanda, se recibe energía de plantas térmicas, por ejemplo. En ese momento a todas, solar, eólica, ciclo combinado y térmicas, se les paga la energía al mismo costo, el de las térmicas. Si en algún momento toda esa energía no alcanza, se tienen que recibir los más caros, como las plantas de turbogás y combustión interna y, de nuevo, a todos se les paga lo mismo por cada megawatt que entregan.

Ahora, por ejemplo, si tienes dos ciclos combinados ¿A cual se recibe primero? A los más baratos. Y aquí es importante ver quién es quien en precios.

Ilustración: Víctor Solís

La información que pongo a continuación proviene de la memoria de cálculo de las tarifas de suministro básico. Es información oficial que publica mes a mes la Comisión Reguladora de Energía y se puede consultar en la base de datos descargable en este vínculo. El informe más recientes es el de julio, disponible en la pestaña CG-JUL 2020.

Comparemos: los costos más caros que hay en el mercado eléctrico son los de CFE, que van de 852 pesos por megawatt-hora (MWh) en sus hidroeléctricas hasta 2 842 pesos MWh en combustión interna.

Hay contratos de privados que únicamente generan para entregarle a CFE, llamados Productores independientes de Energía y que oscilan entre 1 022 y 2 123 pesos por MWh.

Finalmente, encontramos a los generadores de las subastas. Estos generadores entregan su energía a precios de 385 pesos por MWh.

Pero vale la pena hacer un análisis por tecnología. La renovable, solar y eólica más barata es de nuevo la de las subastas, con 385 pesos por MWh, mientras que la solar de CFE alcanza los 2 389 pesos. O sea: a CFE le sale seis veces más caro generar que comprar energía solar.

Si queremos hablar de capacidad firme de generación, de ciclos combinados, aquella que puede entregar energía 24 horas, vemos que los privados entregan energía a 1 022 pesos por MWh como Productores Independientes de Energía (PIE), mientras que a CFE le cuesta 1 341 pesos el MWh.

Ah, cuidado: la narrativa del gobierno ha tomado el caso de un PIE eólico que tiene costos altos, producto de que en el momento de licitarse los costos de tecnología era muchos más altos que ahora, para desacreditar a las renovables. Son casos específicos y ya sin futuro.

Sin embargo las subastas pusieron a la eólica a una quinta parte del costo de las PIE. Esto significa que de seguir con subastas, el costo de la electricidad iría evolucionando de los 1 478 pesos promedio que nos cuesta con CFE, para acercarse o incluso ir por debajo de los 385 pesos que cuesta ahora con privados el MWh.

¿Es esto posible? Si, la semana pasada Portugal logró una nueva marca de 11.14 euros por MWh de energía solar. Esto significa 290 pesos por cada MWh, mas o menos 25% más barato que México. México estableció ese récord en 2016 y 2017, pero este gobierno abandonó el modelo.

Al revisar estos números es que se explica con toda lógica que los generadores privados sean los primeros a los que se les reciba la energía, pues su costo es incluso menos de la mitad que la hidroeléctrica, que tanto añora el presidente.

¿Hay preferencias en la ley y el despacho de energía? Claro, a quien más barato entrega, independientemente de que sea empresa pública o privada. ¿Nos conviene ese sistema? Si, pues disminuye los costos de la energía. Pero, ¿cual sería la diferencia entre seguir con la estructura de mercado y subastas o regresar a un sistema como el que propone el presidente? Lo expondré en un ejercicio en la siguiente entrega.

Nota: se acostumbra que la semana del informe quienes tenemos la fortuna de contar con algún espacio hagamos análisis del mismo. Más allá de hacer notar que CFE perdió casi la mitad de su capacidad de generación eólica, el informe refleja el freno que el gobierno ha hecho al sector eléctrico y de renovables y que ha sido documentado en mas de una ocasión en este espacio, por lo cual no hay algo que agregar.

 

Víctor Florencio Ramírez Cabrera
Vocero de la Plataforma México Clima y Energía.

 

Un comentario en “¿Cómo se “alimenta” la electricidad? O el fraude sobre la preferencia a privados

  1. Y porque no se dice quien hizo la planeación estratégica de CFE , que impuso crear plantas de ciclo combinado bajo el pretexto de que Texas tiene el gas más barato del mundo y todos esas plantas detenidas y gasoductos sin operar , la preguntas es porque no se invirtio en estas nuevas tecnologías ? O es que había intereses de por medio en que CFE consumiera más gas del extranjero?