A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

El pasado 22 de julio, en el salón donde se llevan a cabo las mañaneras, el presidente llamó a funcionarios del más alto nivel del sector energético para leerles una carta que se convirtió en memorándum, y que es su idea de cómo debe funcionar el sector energético.

El documento enuncia una serie de medidas que se centran, sobre todo, en fortalecer a dos empresas: la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex).

Es difícil entender el concepto de fortalecimiento que tiene el presidente, pero la serie de consideraciones que hace en el memorándum, de convertirse en una reforma constitucional y hacerse ley, serán un problema mayor para el país, más allá del sector energético.

Omitiendo de los conflictos legales nacionales e internacionales que significaría hacer esta reforma, quisiera plantear los efectos de este memorándum en materia eléctrica.

 

Ilustración: Alma Rosa Pacheco

Los puntos en materia eléctrica son nueve y dicen, en orden de aparición:

1.Mantener la política de no aumentar en términos reales el precio de la electricidad.

2. Priorizar y optar por lo más rentable, construir o reconstruir plantas para satisfacer la demanda del sureste, en particular las dos penínsulas (Yucatán y Baja California Sur).

3. Repotenciar las hidroeléctricas, porque existe infraestructura y agua y se puede generar energía eléctrica barata y limpia.

4. Reconocer los contratos suscritos.

5. Orden de despacho eléctrico: primero se reciben hidroeléctricas, luego el resto de plantas de CFE, luego eólica y solar privadas y al final los ciclos combinados privados.

6. Uso y venta del gas adquirido por CFE.

7. Detener el otorgamiento de permisos para generar electricidad.

8. Apoyar a CFE para que no siga perdiendo mercado.

9. Los privados sólo participarán como constructores de obras y que la generación de electricidad privada no debe rebasar el 46 por ciento.

¿Qué pasaría si se aplican estos nueve puntos en una reforma al sector eléctrico?

Algunas ideas loables que menciona el documento sobre acabar con el amiguismo o seguir con el plan de venta de gas de CFE a particulares han sido contrarios al actuar de este gobierno, por ejemplo en la forma de comprar carbón por CFE a cercanos de un senador o en la negativa de CFE de vender gas a una empresa de energía con un proyecto de generación en Tuxpan.

Son loables los puntos 7 y 8, aunque no hay dinero para ello. Repotenciar hidroeléctricas incrementaría su capacidad en 10 por ciento (menos de dos por ciento de la matriz energética del país). No hay posibilidades técnicas para más. Además, el agua no está disponible todo el año debido a las estaciones con pocas precipitaciones que obligan a priorizar el uso humano y agrícola.

Ahora, ¿quiere usted instalar más capacidad de generación? Se aplican los puntos 7 y 8; sólo le darían permiso a un privado si el gobierno tiene dinero para instalar alguna planta generadora mayor que la suya y decide hacerlo. Sólo así se podrá mantener el injustificado objetivo de mantener el equilibrio publico privado del 54-46 % del que hablé antes y significa un freno económico al país. En la medida en que se pretende detener los permisos a privados, si usted quiere poner una nueva empresa (una fábrica de chicles, plásticos, comida o cualquier cosa que requiera más energía), deberá esperar a que el gobierno tenga dinero y decida invertir para generar más y sólo entonces usted podrá contratar el suministro de energía, abrir su empresa y crear trabajos.

Ahora, considerando la capacidad instalada que ya se tiene ¿qué significaría el orden de despacho que propone en presidente en el punto 12 del memorándum? Primero que nada echaría a perder los puntos relacionados con cumplir los contratos y quedaría la cosa más o menos así: en lugar de almacenar el agua y usarla en los momentos de más demanda eléctrica para tener precios bajos, en cuanto haya agua disponible se deberá usar la hidroeléctrica. Como no sería suficiente para abastecer de energía y/o cuando no haya agua disponible, se usarán las plantas de CFE, que son las más costosas del sistema y poco confiables del sistema, así como las más contaminantes.

Entonces los costos de generación serían mínimo de 1 247 pesos por megawatt-hora (MWh). Una vez que se reciba toda la energía posible de CFE, llegando a costar hasta 2 155 pesos el MWh, se usarían las generadoras más baratas: las renovables de las subastas de energía eléctrica de largo plazo, que cuestan 400 pesos el MWh. Pero aguas: se seguiría usando las de CFE, todas, incluidas las de 2 155 pesos por MWh y usted seguiría pagando ese costo, el más alto posible y que actualmente sólo se usan en casos extremos. Y luego, si se requiere, se reciben los ciclos combinados privados, que son más baratos que los de CFE.

De nada servirían los puntos de respetar los contratos, pues la energía establecida en dichos contratos no se recibiría, ni se compraría gas, pues al ser los privados los últimos en despacharse, poco podrían entrar en operación.

De nada servirá tener los contratos récord de costo de energía más baratos del mundo, porque se usarían casi al final, si es que se usan. Eso significaría encarecer la energía. Pero recordemos el punto principal, que es no encarecer la energía. Como el costo de la energía será mayor, deberá incrementar el subsidio eléctrico.

Al incrementar el subsidio, habría menos recursos para invertir en modernizar plantas o repotenciar hidroeléctricas (de por sí no hay). Entonces espere más deuda de CFE o parálisis de la industria eléctrica, que significaría parálisis y encarecimiento de la energía para todos, ya sea visiblemente en factura o escondido mediante subsidios.

Si además tomamos en cuenta que el gobierno habla de que va a renunciar a vender petróleo, los recursos fiscales del gobierno serían mucho menores, entonces no habría cómo modernizar la red ni las generadoras de electricidad. Habría que aumentar impuestos, tarifas eléctricas o deuda para medio remediar las situaciones. ¿Por qué sucede esto? De inicio porque el presidente se basa en razones ideológicas y no en la realidad actual. Su diagnóstico carece de información como los costos altos de generación de CFE o de plano quiere que los mexicanos carguemos con esos altos costos, para refrendar su ideología nacionalista y estatista.

El problema central es que México se atrasará, se empobrecerá y no hay forma viable de generar bienestar ni desarrollo económico con la estructura eléctrica que propone el presidente. Y los costos los terminarán cargando los más pobres, con carestía y desempleo. Los nueve millones de pobres producto de la pandemia de covid-19 se mantendrían irremediablemente en la pobreza con una reforma como la que expresa el presidente en el memorándum.

Por si fuera poco, México no tendría forma de cumplir con sus compromisos internacionales en materia de cambio climático. ¿Vale la pena imponer su concepto de soberanía a cualquier costo?

 

Víctor Florencio Ramírez Cabrera
Vocero de la Plataforma México Clima y Energía.

 

11 comentarios en “El sector eléctrico según AMLO

  1. Yo agregaría que incluso técnicamente el despacho que propone el presidente es imposible, hay servicios como el AGC (control automático de generación) que es el algoritmo que va siguiendo la demanda, generalmente están asociados a las plantas mas nuevas y modernas como los ciclos combinados, también los tiempos de arranque, las rampas en MW/min si excluyes a los CCC sencillamente tendríamos un sistema poco confiable y muy poco flexible con una alta probabilidad de apagones por todos lados, sin entrar en temas de costos o mercados la idea es un completo disparate, ignora lo más elemental de como se operan los sistemas eléctricos.

  2. No tienen idea clara de como resolver el déficit actual, tampoco dinero. Pero lo que si tienen es un revanchismo que los lleva a actuar vicerlamente.
    No creo que se anule en su totalidad la reforma energética, lo que se requiere es agregar mecanismos para evitar los abusos que se dieron.

  3. las hidroelectricas es la forma de producción de energías limpias mas barata y mas fiable que se pueda pensar muy superior a la eólica y a la fotoeléctrica siempre hay agua disponible porque las presas hacen la función de una pila para almacenar energía y la agua esta disponible para los agricultores aguas abajo una ves que el agua a sido utilizada para generar energía al mover las turbinas generadoras..y no lo digo yo, lo dice la lógica

    • Lo que comentas es un ideal, en realidad las presas (que son las retienen el agua) no las administra ni la SENER ni la CRE, ni CFE, las administra CONAGUA, por que en orden de prioridad la generación de energía no es la primera, primordialmente se usan para agricultura, y hasta consumo humano, además la alta estacionalidad de la disponibilidad de agua hace imposible que estén generando todo el tiempo, es un tema muy complejo la coordinación hidráulica por que se cruzan múltiples objetivos como el abasto humano, el uso agrícola incluso la prevención de inundaciones, en resumen aunque de manera simple parece que la energía hidráulica es la solución, la realidad es que su uso es bastante complejo, de hecho es igual de iluso pensar que solo se puede mantener la demanda con viento y sol, lo cual también es imposible por detalles técnicos, lo ideal siempre será tener una matriz energética amplia con múltiples fuentes de energía.

    • Amigo, tu lógica no tiene fundamento. Lee un reporte del CENACE donde hablan que han disminuido las reservas de agua. Además, el precio por MWh ronda los USD 55 para las centrales hidroeléctricas (muy superior al costo de la solar y eólica)

    • Estimado Felipe, había escrito previamente sobre el asunto de las hidroeléctricas. Es más complejo y no es tan fácil. Te puedo decir además que este texto lo revisó el Doctor Humberto Marengo, una de las autoridades mundiales y mexicano, en el tema. Si, es bueno, pero NO alcanza. https://www.nexos.com.mx/?p=48765

  4. Creo que el señor Presidente no entiende de administración de un país y desea regresar a 1938, cometido más errores, creo que debería de seder la presidencia y pedir perdón. Creo que necesitamos un mejor Presidente que entienda de la administración de un país y todo lo que conlleva la politica-econimica invitando a otros países a invertir en nuestro gran país.