A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Una de las máximas del presidente en materia energética es que no iba a modificar una sola letra del marco legal en la materia (la Reforma Energética), al menos los primeros tres años de gobierno. Sin embargo, el desarrollo del mercado, mandatado en la Constitución y en la ley, no permiten el sueño petrolero, que está basado en ideología y no en fundamentos económicos de eficacia y eficiencia, y que eran la base de la reforma.

Con esa camisa de fuerza autoimpuesta, desde la secretaría de Energía se optó por violar la ley de manera continua y recurrente. El martes pasado mandaron un acuerdo que es la muestra más fuerte de ilegalidad, tanto en la forma como el fondo y me refiero al proyecto de Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional (así se llamaba). Ésta parece ser mandada para fortalecer el acuerdo del Centro Nacional del Control de Energía de hace dos semanas y que era sin duda el ataque más duro contra la energía renovable, además de parecer también contrario al orden legal.

Ilustración: Augusto Mora

Pero hagamos un recuento de los actos de este gobierno contra las renovables.

Primero, se canceló una Subasta de Energía Eléctrica de Largo Plazo, sin que hubiera un razonamiento de fondo y sin tener las facultades para ello. No se han convocado las siguientes, a pesar de ser obligatorias para el suministro básico (doméstico) de energía.

Segundo, se cancelaron licitaciones de líneas de transmisión. Ese es tal vez el único acto que ha estado apegado a la legalidad, pero que cancela el desarrollo del sector eléctrico nacional.

Tercero, se bloquearon publicaciones en el Diario Oficial de la Federación de acuerdos con regulaciones enviados por la CRE, de nuevo sin tener facultades legales para ello y que incluso incluían acuerdos para atender preocupaciones legítimas de CFE, justo lo que el gobierno quiere fortalecer ¡qué ironía!

Cuarto, se realizó un Programa de Desarrollo del Sector Eléctrico Nacional (Prodesen) sin la metodología debida. Recordemos que la metodología es un mandato de ley. El resultado es un Prodesen cuyas obras indicadas ni la propia CFE ha iniciado.

Quinto, muchos proyectos ya estaban aprobados para conectarse a la red; con el cambio de gobierno, las exigencias se han vuelto distintas, alejadas del proyecto y en ocasiones mayores en costo que el propio proyecto. O sea: hacer prohibitivo el proyecto.

Sexto, se intentaron modificar los lineamientos de asignación de Certificados de Energía Limpia, los llamados CEL piratas o cachirules, contrario al espíritu de la ley y para fingir que se cumplía con compromisos internacionales de renovables, sin tener generación nueva.

Séptimo, intentaron modificar la forma de operación administrativa de los proyectos de autoabastecimiento que venían operando y construyendo desde 2009, conocidos como autoabastecimientos legados. Este punto en particular es muy debatible, sobre todo porque buena parte del mercado eléctrico está a favor de su desaparición, pero ese es otro debate.

Aquí hago una pausa: a pesar de que los actos sexto y séptimo afectaban a proyectos que ya estaban en operación, ninguno los sacaba de operación, aunque afectaban su viabilidad financiera. Todos los actos tienen efectos para proyectos de futuro, frenaban inversiones, cortaban de tajo el desarrollo, pero no atentaban contra lo que ya opera.

El problema es que ahora el gobierno tomó acciones que frenan proyectos que ya están por entrar en operación, con inversiones ya hechas o proyectos que ya estaban operando. Todo esto ha sido con el común denominador: con dudosa legalidad, y aquí aparecen los actos octavo y noveno de la historia.

Octavo: el CENACE publicó el acuerdo que traba la entrada de nuevas plantas y saca de operación a muchas que ya estaban en operación, todas renovables. Alegaron razones técnicas, aunque después la secretaría y el presidente dijeron claramente en entrevistas y en la conferencia matutina que era para frenar la generación de privados.

Noveno, intentaron publicar, sin los procedimientos legales requeridos, una política contraria a la ley y a la Constitución, haciendo una interpretación falaz, que era una regulación disfrazada, con lo que intentan usar facultades tanto del poder legislativo para modificar el orden legal “sin mover ni una coma de la reforma”. El documento, en forma y fondo, es ilegal, y no hay más que reconocer a quien lo frenó y evitó el enorme daño que haría al país por no contar con manifestación de costos regulatorios. El documento revela toda la intención del actual gobierno: negar el mercado eléctrico que existe por orden constitucional. Fingir no cambiar la ley, pero cambiarla por debajo. Invadir las facultades de los reguladores, de los controladores, sin mover un dedo de la ley.

Lo curioso es que todo esto terminará por afectar el proyecto de la cuarta transformación ¿A que me refiero?

La reforma eléctrica creó un mercado de energía en el impulso de la transición energética. La implementación se acompañó de precios de energía tan bajos que en el mediano plazo dejarían de distraer el gasto público para usar el dinero incluso en programas clientelares. O sea: parte del medio billón de pesos que necesitaba el presidente para sus programas clientelares, pudieron venir de ahorros en el sector eléctrico, gracias al mercado y las subastas. Los precios bajarían sin que el Estado le metiera un peso, con lo que el presidente se podía ganar el reconocimiento de haber instrumentado políticas para bajar tarifas y sus efectos, sólo dejando pasar las cosas.

Además, muchas localidades sobre todo en el norte del país empezaban a tener ingresos por la renta de terrenos en localidades donde se instalaban los proyectos, ahorrando parte del gasto social del Estado. Pero en lugar de eso lo han bloqueado.

¿Será que más allá de la dádiva, el proyecto del gobierno es sólo estatista y de control?

Porque eso explicaría que estén llevando la ideología por encima de la ley y los beneficios al ciudadano y al erario, los beneficios que claramente una mayor participación de las energías limpias y baratas le podían dar al proyecto de la cuarta transformación.

 

Víctor Florencio Ramírez Cabrera
Vocero de la Plataforma México Clima y Energía.

 

2 comentarios en “¿Sin cambiar ni una coma de la Reforma Energética?

  1. Considero que efectivamente es iligal a todas luces, la fallida por lo menos hasta hoy ” Política de confiabilidad etc.,” No está explicada para quien dirige a la CFE, es decir firman actúan de forma ilegal, lo cual es fraude, pero eso me lleva a otro mayor fraude, la SCJN, claramente era incompetente para pronunciarce del tema de la ley de remuneraciones, y no lo hizo, los empresarios deben de pagar y cumplir con las consultas sociales, impacto ambiental, y contenido económico y de verdad si lo hacen, ACLARO NO ESTOY A FAVOR del actual presidente, pero lo que si me preocupa es que la mentalidad no cambie, SOLO PROTEXTO, ME INDIGNO E INSULTO Y EXHIBO, si se me perjudica directamente, o me me pagan por ello, más nunca se hace nada por conciliar desde la conciencia honestidad, que aclaro no es discurso de este señor, por qué yo tengo riqueza material, pero si la cara y moral para decirlo, yo ni medio Męxico nos tragamos el cuento de que la robeza (riqueza) debarlet es honesta, pero ahí está, cuando mexicanos Pendejos, (aclaro no digo groserías) , más confronto con hechos se dan todos golpes de moralidad y mayor sobiedad y ninguno tiene la cara para ello, o se le olvida si inclinada frace de “estamos en México” o de Estados Unidos ese si vale, Señores la clave es amar, pero amar de verdad lo que amar y no solo caldera a México, cuando el Empresario cumpla con sus obligaciones al pie de la letra, el periodista de toda pero toda la verdad de forma objetiva, sin influencia, el Hombre que administra el País tenga un cincero y real deceo de sacar a la nación como potencia mundial, esto saldrá adelante, PERO LO MAS IMPORTANTE, EL DIA EN QUE TODOS SEAMOS UNO y amemos a mi Amado México, ese día Saldremos Adelante todos, pero hablemos y denunciemos con verdad aunque no nos perjudique, no ensanchemos el concepto de honestidad, ética y moral, yo presidente o yo Empresario, o yo periodista, o yo desnotado apelativo de “María” yo gay, yo humilde, yo conferencista” todos esos yo debemos ser uno y así quién no lo sea yo, no debe estar en mi Amado Męxico

  2. Me parece que al listado habría que agregar el incumplimiento con la Ley de Planeación y con la Ley de Transición Energética al no haberse publicado el Programa Sectorial de Energía y el Programa Especial para la Transición Energética, donde deben especificarse las metas y la ruta para alcanzarlas.