A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Nuevos informes dan a conocer algunas de las tareas para las que han entrenado a roedores:

• Distinguir pacientes sanos de pacientes enfermos de tuberculosis
• Distinguir la lengua japonesa de la lengua holandesa
• Temer a las flores del cerezo
• Temer a terroristas
• Encontrar minas terrestres
• Detectar partes amputadas de cuerpos de animales
• Recobrar el uso de sus miembros
• Buscar humanos
• Asaltar a otros roedores
• Esconderse
• Encontrar marihuana
• Tomar éxtasis
• Encontrar cocaína
• Comerciar en intercambios mercantiles con el extranjero y futuros mercados de productos básicos.

 

Fuente: Harper’s, enero 2020.