Una de las razones por que es bueno tener paneles solares en los techos es que le disminuye pérdidas a la red.

Hay algo cierto: casi todos los procesos de los sistemas eléctricos (o energéticos) tienen pérdidas. Técnicamente es imposible evitarlo. Estas las sentimos básicamente como calor, pero hay más formas.

Los paneles solares no son la excepción. No todo lo que generan nuestros paneles solares lo usamos en nuestros aparatos sino que hay una pérdida. Los expertos calculan máximo 1 %. Eso es mucho menos que la pérdida de la red nacional de transmisión.

Ilustración: Oldemar González

¿Que tanto se pierde en la red eléctrica a nivel nacional?

Veamos:

Las pérdidas entre técnicas y no técnicas rondaban el 25 % en México en 2017.

Las pérdidas no técnicas (robo) y técnicas en media y baja tensión significaron 13.97 %, mientras que las de alta tensión, que son sólo técnicas, fueron de 11.6 %.

Al generarse la energía a larga distancia, se genera a una tensión, se pasa a otra para transportarle de forma más eficiente y de vuelta se baja a un nivel de tensión distinto para usarse. Transportar en baja tensión sería aún menos eficiente y más caro.

La tecnología actual permite que se haga transmisión en corriente directa con un solo cambio de tensión y algunos sistemas eléctricos están iniciando su uso. México planeó dos líneas de transmisión e iniciaron la licitación, pero el año pasado este gobierno canceló los proyectos.

Regresando al tema, dependiendo de la eficiencia de los transformadores, cada cambio de tensión significa perder entre 1 % y 2 % de la energía. Si tienes que hacer un cambio de 110 kV a 220 kV, luego de 220 kV a 400 kV, transmitir en 400 kV, luego de 400 kV a 220 kV y luego de 220 kV a 110 kV, habrás acumulado cuatro cambios de tensión. El acumulado de cambios de tensión podría significar una pérdida, con equipos eficientes, de al menos 4 %. Si consideramos que no todos los transformadores son modernos o están en buen estado, la pérdida podría ser del 8 %. Además, las mismas perdidas por congestión del sistema podría agregar otro porcentaje de pérdidas y el efecto joule, en líneas tan largas (hasta unos 1,000 km desde punto de generación a consumo) tienen otra pérdida importante.

En Europa las generadoras están más cerca de los centros de consumo y la pérdida es menor, pero en México las grandes distancias hacen que instalar en sitio tenga más sentido al evitar más pérdidas.

En resumen: de 100 watts-hora generadas en una gran central de generación, aprovechamos en nuestro hogar o negocio unos 75 watts o menos. No es parejo y depende de donde sea. Por ejemplo, en la zona centro del país, donde más “pérdidas no técnicas” hay, la eficiencia es menor y recibimos menos energía de la que se genera, por ejemplo, en el norte del país.

¿Quién paga esas pérdidas? Pues la energía se paga en el punto en que se inyecta, no donde se recibe. Y entonces lo pagamos todos. CFE no pierde.

Tener sistemas eléctricos descentralizados, como incluso ahora lo promueve SEMARNAT significa tener menores pérdidas en la red y, por tanto, hacer más eficiencia nuestro gasto o inversión energética. Pagar menos pérdidas, vaya.

Si consideramos que el precio promedio de generación de CFE es de 78 USD por megawatts-hora, digamos que perdemos 19.5 USD de esos 78. Con Generación Distribuida la pérdida sería de menos de 1 USD.

Por eso desde 2007 la Comisión Reguladora de Energía ha impulsado la Generación Distribuida (instalación de paneles solares a pequeña escala) y desde 2017  determinó que esa energía generada y entregada en sitio tenga un costo determinado, el Precio Marginal Local (PML).

Sin embargo, de nuevo, el PML no reconoce este beneficio adicional a la red, las pérdidas técnicas que ya no se dan. y El PML es perfectible, pero es la base mínima de lo que se debe pagar a excedentes o venta de energía a pequeña escala. Vale la pena valorarlos e incrementar la retribución que la generación distribuida aporta al sistema.

 

Víctor Florencio Ramírez Cabrera
Vocero de la Plataforma México Clima y Energía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.