Uno pensaría que en materia de hashtags el momento de mayor seriedad e impacto fue el comienzo del movimiento #MeToo; pero quizá su antecesor más fuerte e importante fue uno de los primeros hashtags en Twitter, en el 2009: el #iranelection, que circuló ampliamente entre quienes protestaban contra las irregularidades electorales en el regreso de Mahmud Ahmadineyad al poder ese año.

Los hashtags no sólo están ya en la ropa, los anuncios y los tatuajes. En Inglaterra hay incluso un equipo que acaba de ganar la Liga de la División Uno Sur de los Condados del Este. Lo que faltaba. ¿Nombre del equipo? Hashtag United.

 

Fuente: Times Literary Supplement, mayo 16, 2019.