Las conferencias de prensa son una de las herramientas más poderosas para informar a través de los medios de comunicación. En momentos de crisis o de control de daños, las conferencias resultan ser la herramienta básica para comunicar, simultáneamente, a los medios de comunicación que a su vez multiplican los mensajes a los públicos interesados.

Las conferencias de prensa diarias del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) son un ejercicio de comunicación política poco usual. Ningún gobernante, ya sea Jefe de Estado o Jefe de Gobierno, nacional o estatal, atiende preguntas y respuestas de los medios de comunicación diariamente. Si bien puede existir contacto cotidiano de los reporteros y corresponsales con los gobernantes, no existe en sus agendas un espacio predeterminado que se dedique a contestar preguntas y respuestas de los medios de comunicación. Si acaso, los medios de comunicación suelen tener una sesión breve con los voceros, que sirve principalmente para aclarar algunos puntos sobre temas de coyuntura, no necesariamente para dar noticias demasiado relevantes.

Ilustración: Víctor Solís

Argumentando transparencia y rendición de cuentas, el Presidente AMLO continúa la tradición, iniciada durante su mandato como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, de llevar a cabo una conferencia de prensa cada mañana, de lunes a viernes a las 7 AM. En su momento, se reconoció que las conferencias mañaneras del Presidente AMLO establecieron la agenda de los temas que publicarían los medios de comunicación.

Actualmente el gobierno del Presidente AMLO establece que las conferencias de prensa diarias son una “garantía al derecho de información”. Más aún, la comunicación del gobierno se centra en la información que se da a conocer en las conferencias de prensa diarias del Presidente, pues al corte de las 17:30 horas del 18 de diciembre de 2018, 78 por ciento de los tweets (76 de 98) de la cuenta de Comunicación Social del Gobierno (@ComGobiernoMx), y uno de cada cuatro tweets (70 de 298) de la cuenta del Gobierno de México (@GobiernoMX), incluyen el hashtag #ConferenciaPresidente. Para el gobierno del Presidente AMLO, las conferencias de prensa diarias son útiles para “informar sobre la situación del país y tomar decisiones.”

Contrario a la tendencia mundial de utilizar las conferencias de prensa en ocasiones especiales (por ejemplo, el Presidente Donald Trump evita las conferencias de prensa, siendo el mandatario que ha convocado a menos en comparación con sus predecesores);1 el Presidente AMLO reúne a los medios cada mañana para dirigir un mensaje y responder preguntas.

¿Por qué y para qué el Presidente AMLO lleva a cabo diariamente conferencias de prensa? ¿Son las conferencias de prensa realmente una garantía al derecho de información? ¿Ha logrado el Presidente AMLO, a través de sus conferencias de prensa diarias, establecer la agenda de los temas en los medios de comunicación?

El análisis de las versiones estenográficas y videos completos de las primeras 12 conferencias de prensa diarias del Presidente AMLO, desde el 3 hasta el 18 de diciembre de 20182 muestra que, en promedio, las conferencias de prensa duran una hora con cuatro minutos (siendo la más breve la primera de todas, del 3 de diciembre con 52 minutos, y las más extensas las del 11 y 14 de diciembre, durando 73 minutos. El Presidente AMLO contesta por conferencia, en promedio, 15.5 de las 21.9 preguntas y evade 6.4.3 El porcentaje de respuesta (71 por ciento) es relativamente bajo si se piensa que las conferencias de prensa son un evento planeado con anterioridad por quienes las convocan, y en donde se busca informar detalladamente sobre diferentes temas.


Las primeras 12 conferencias de prensa del Presidente AMLO han contenido 263 preguntas sobre 16 temas, y destaca que ha evadido responder dos de cada tres de las 21 preguntas sobre el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM), mientras que sobre austeridad, cultura y deporte, actores opositores y relación con Estados Unidos ha contestado todas las preguntas.


Por otra parte, el objetivo de fijar la agenda de los medios de comunicación está lejos de ser una realidad. Durante los 11 días de las primeras 12 conferencias de prensa, de un universo de 73 primeras planas en siete de los principales periódicos de circulación nacional,4 solo siete (menos del 10 por ciento) han publicado como noticia principal algún tema de las conferencias del Presidente AMLO.


Al menos en lo que va de su gobierno, las conferencias de prensa diarias del Presidente AMLO no necesariamente cumplen su intención de informar, puesto que tres de cada 10 preguntas son evadidas o pospuestas, sin que haya seguimiento durante el día de la conferencia o en la conferencia del día siguiente, quizá por alguna de las siguientes razones: una vez que el Presidente AMLO no cuenta con el avión presidencial, la fuente no tiene la facilidad de antes de dar seguimiento a los temas que se fijan por la mañana, pues es complicado que los mismos reporteros y corresponsales acompañen al Presidente AMLO en sus giras; la segunda, el Presidente AMLO no tiene un orden fijo al ir respondiendo a los medios de comunicación en las conferencias de prensa, ni tampoco da seguimiento a los cuestionamientos que quedaron pendientes del día anterior.5

En democracia, la transparencia y la rendición de cuentas pasan por el uso eficaz y eficiente de las diversas herramientas de comunicación. Al menos en las primeras 12 conferencias de prensa diarias del Presidente AMLO, la calidad de la información es regular, y el impacto en la agenda en los medios de comunicación es prácticamente nulo. Si acaso, las conferencias de prensa diarias del Presidente AMLO sirven para administrar la coyuntura, sin que exista la “garantía al derecho de información” ni sean totalmente útiles para “informar sobre la situación del país y tomar decisiones”, tal como lo afirma su gobierno. Al parecer, el formato de las conferencias de prensa diarias del Presidente AMLO, tan impactante hace casi dos décadas, ha sido rebasado por los cambios tecnológicos de los medios de comunicación y por la sociedad mexicana, que está más informada que nunca.

 

Luis Estrada
Doctor en Ciencia Política (UCSD 2005). Socio-Director General de SPIN.


1  Durante su primer año como Presidente de Estados Unidos, Donald Trump convocó a una conferencia de prensa, mientras que Barack Obama convocó a siete; George W. Bush, cuatro; Bill Clinton, 11; George H. W. Bush, 27; Ronald Reagan, seis; Jimmy Carter, 22; Gerald Ford, cuatro;  y Richard Nixon, seis. Fuente: USA Today.

2 Disponibles aquí.

3 Se clasificó como evasión a la pregunta si se cumplen una de las siguientes dos condiciones: si respondió ignorando por completo el tema esencial de la pregunta, o si habló sobre el tema esencial de la pregunta pero no respondió puntualmente.

4 Incluyen a Reforma, El Universal, Milenio, El Financiero, El Economista, Excélsior y La Jornada.

5 El 17 de diciembre el corresponsal de Bloomberg, Eric Martin, escribió un tweet en el que menciona que el Presidente AMLO evadió responder preguntas sobre el NAIM, y optó por hablar de otros temas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.