Este texto es una colaboración entre Nexos y Oraculus.

El 24 de junio pasado, durante el tercer simulacro nacional del PREP —el conocido programa de resultados electorales preliminares del INE—, se anunció que en esta ocasión el PREP sería distinto a los de otros años. Una cuestión que llamó la atención fue que el INE anticipó que los primeros datos del PREP 2018 fluirán más lentamente que antes. Dada la relevancia del proceso electoral en ciernes, en esta nota trataremos de explicar por qué ocurrirá esto.

Pero vayamos por partes.

Ilustración: Kathia Recio

¿Qué es el PREP?

Es un programa que publica, de manera preliminar, los datos e imágenes de todas y cada una de las Actas de Escrutinio y Cómputo que se llenan en las más de 156 mil casillas que se instalarán en todo el país este 1º de julio.

Al tratarse de datos preliminares, los resultados del PREP no son legalmente vinculantes ni sirven para dar un resultado definitivo Éstos llegarán días después, tras los cómputos distritales. Sin embargo, el PREP es de suma importancia tanto como un instrumento de transparencia –para que cualquier persona pueda verificar los resultados de su casilla, distrito o entidad—, como un mecanismo de monitoreo que permite detectar las actas con inconsistencias, mismas que serán revisadas o recontadas durante los cómputos distritales que iniciarán el miércoles 4 de julio. De hecho, puede decirse que la consistencia entre conteos rápidos, PREP y cómputos distritales son un mecanismo de control recíproco de los resultados electorales.

¿El PREP sirve para pronosticar el resultado final? El PREP permite monitorear, en tiempo real, los resultados electorales de cada casilla conforme los paquetes electorales llegan a los centros de acopio en las 300 juntas distritales del país. Sin embargo, el flujo de datos del PREP no permite hacer pronósticos estadísticamente confiables, toda vez que no tiene como base una muestra representativa de casillas, sino el flujo acumulado de las casillas en tiempo real: una especie de censo en tan solo 24 horas. Y como el proceso que genera los datos del PREP tiene, por naturaleza, una serie de sesgos –algunas casillas tardan más en cerrar que otras, algunos paquetes y actas se trasladan más rápido que otras–, es muy difícil obtener resultados representativos a partir del PREP. En contraste, el instrumento que sí permite hacer pronósticos confiables es el conteo rápido.

¿Cómo funciona el PREP?

 El insumo básico del PREP son las actas de casilla. Al cerrar las casillas a las 6PM, los ciudadanos funcionarios de casilla realizan el escrutinio de los votos y llenan las actas de escrutinio y cómputo. Recordemos que cada casilla tiene unas 750 boletas para cada elección —esto es, 2250 boletas nada más entre las tres elecciones federales—, y se cuentan tanto las boletas utilizadas como las sobrantes. Una vez llenadas, las actas de casilla se transmiten al PREP por dos mecanismos: fotografías tomadas in situ por los capacitadores electorales —el así llamado PREP casilla—, y mediante ladigitalización de actas al recibirse los paquetes electorales en los centros de acopio del INE. Los datos de cada imagen de acta se capturan por duplicado y se verifican antes de publicarse en internet. El portal internet del PREP se abre al público a partir de las 8PM del día de la jornada electoral —una vez que han cerrado las casillas en todo el país—, y funciona durante 24 horas continuas para cerrar a las 8PM del día siguiente.

Ahora sí.

¿Qué tan rápido ha fluido la captura de actas PREP en el pasado?

La siguiente gráfica muestra el porcentaje acumulado de actas de casilla capturadas en los PREP de 2006 a 2015 conforme pasaba el tiempo. Las líneas negra y azul corresponden a las elecciones presidenciales de 2006 y 2012, mientras que las líneas roja y gris corresponden a las elecciones legislativas de 2009 y 2015.

Como se puede apreciar, aunque la mayoría de las actas se captura entre las 9 de la noche del domingo y las 3 de la mañana del lunes, cada elección ha tenido ritmos distintos. Por ejemplo, el PREP de 2012 avanzó más lentamente que el de 2006. Por otro lado, el PREP 2009 fue más rápido que el de 2006 o 2012, lo cual se explica por tratarse de una elección intermedia donde sólo se procesaba un acta en cada casilla (la de diputaciones federales). Sin embargo, a pesar de que el PREP de 2015 también reportó una elección legislativa, éste avanzó más lentamente que el de 2006 y 2012, cuando el PREP reportó datos de tres actas por casilla: presidencia, senado y diputaciones federales.

¿A qué se deben los cambios en el ritmo de avance de los PREP de 2006 a 2015? La respuesta radica, en buena medida, en los cambios en la forma en que se organizan las elecciones, por un lado, y a las innovaciones mismas del PREP, por el otro.

Características del PREP y actas de casilla 2006 – 2018
2006: Captura de datos de tres actas por casilla, sin imágenes.
2009: Captura de datos de un acta por casilla (diputados), sin imágenes. Primera elección con “votos combinados” en caso de coalición entre dos o más partidos.
2012: Captura de datos de tres actas por casilla, con digitalización de imágenes posterior a la captura. Voto combinado en coaliciones.
2015: Captura de datos e imágenes de un acta por casilla (diputados). Voto combinado en coaliciones. Primera elección con casilla única para elecciones locales y federales.
2018: Captura de datos e imágenes de tres actas por casilla. Casilla única con tres elecciones federales y hasta tres locales. Voto combinado en coaliciones. Digitalización de actas in situ (PREP casilla).

Como se aprecia, el llenado de actas es cada vez más complicado y volumen de trabajo de los funcionarios cada vez mayor. ¿La principal diferencia entre 2006 y 2012? El voto en coaliciones. ¿La principal diferencia entre 2009 y 2015? La introducción de la casilla única. En 2018 tendremos todo junto: casilla única y voto en coaliciones. Si analizan el acta de casilla presidencial, notarán que, gracias a las coaliciones, por cada candidato partidista se registran 7 rubros de voto. No es la forma más sencilla de contabilizar los votos, pero es la que marca la ley. Para contrarrestar todo lo anterior, el INE introdujo el envío de fotos de las actas desde algunas casillas, lo cual permitirá ahorrar parte del tiempo de traslado de paquetes.

El PREP de 2015 permite anticipar el efecto de la casilla única. En aquel año, hubo entidades donde sólo se votó por diputaciones –un acta por casilla–, mientras que en otras hubo elecciones locales concurrentes con tres o hasta cuatro actas por casilla: diputaciones federales, gubernatura, congreso local y ayuntamientos. La siguiente gráfica muestra el porcentaje acumulado de actas de escrutinio y cómputo capturadas en el PREP federal a lo largo del tiempo, distinguiendo entre el número total de actas que debían llenarse en cada casilla: una (línea roja), tres (línea azul) o cuatro (línea gris).

Como puede verse, el porcentaje acumulado de actas capturadas en el PREP avanzó más lentamente en las entidades donde debían llenarse tres o cuatro actas, que en donde sólo debía llenarse un acta. Por ejemplo, en las entidades sin elección coincidente, el PREP ya había contabilizado 50% de las actas a la 1:36AM del lunes (línea roja), mientras que donde se procesaron cuatro actas por casilla, esto ocurrió hasta las 5:30AM (línea gris).

Este año, 30 entidades tendrán uno o más elecciones locales, por lo que en la gran mayoría de las casillas se llenarán por lo menos cuatro y hasta seis actas de casilla entre elecciones locales y federales.

Como consecuencia, es muy probable que —como ya adelantó el propio INE— este año el PREP federal avance más lentamente que en el pasado. Asimismo, es probable que los primeros datos que reporte el PREP sean primordialmente de las entidades con menos elecciones locales en juego. Esto, a su vez, generará un sesgo geográfico distinto al tradicional sesgo urbano vs. rural que hemos visto en PREPs de años previos. Sin embargo, este comportamiento no debe ser atribuido ni al PREP ni al Instituto, sino a la legislación vigente.

Por último, es de esperarse que el novedoso mecanismo del PREP casilla mitigue en parte el rezago implícito en la casilla única y el voto en coaliciones, pero será hasta la madrugada del 2 de julio cuando sabremos en qué medida lo logrará. Aunque la digitalización y captura de actas será más rápida que antes, el flujo de datos del PREP depende del cierre de casillas y llenado de actas. Si este 1º de julio considera que el avance del PREP es relativamente lento, recuerde que el escrutinio de votos y llenado de cada acta es realizado por ciudadanos que aceptaron voluntariamente una difícil tarea. Seamos pacientes.

 

Javier Aparicio es profesor-investigador de la División de Estudios Políticos del CIDE.

Sebastián Garrido es profesor-investigador del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas (LNPP) en el CIDE y Catedrático Conacyt.