Los afanes para estudiar los significados y las manifestaciones de la respetabilidad han abarcado una amplia gama de acercamientos. Un método para evaluar la respetabilidad de las mujeres en los años 1890, en conjunción con la frenología, consistió en leer el carácter mediante la inspección de la vagina. Un “genitólogo”, en la publicación Consultorio Orificial, en un informe sobre una de sus pacientes dijo que se trataba de “una mujer muy poderosa” que “puede llevar a cabo todo lo que se proponga… con gran determinación y energía… Ella tiene el poder de la organización y el activismo, y posee grandes poderes de observación”. El “genitólogo” estaba seguro de que la mujer mostraba una “fuerza extrema de carácter”. La popularidad del método fue breve.

 

Fuente: The Atlantic, diciembre, 2017. [La frenología fue una pseudociencia del siglo XIX según la cual el carácter podía leerse mediante el patrón y la ubicación de protuberancias en los cráneos de las personas.]