A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

El escritor inglés Ian McEwan llevó con su hijo menor Greg treinta novelas a un parque cercano de su casa en Londres. Publicó en The Guardian: “Cada mujer joven a la que nos acercábamos estaba deseosa y agradecida de tomar un libro”, mientras que a los hombres “no había modo de persuadirlos. ‘No, no es para mí. Gracias, pero no’ ”. La conclusión del investigador McEwan: “Cuando las mujeres dejen de leer, la novela morirá”.

Fuente
: The New Yorker, febrero 23, 2009.