02-iphone

En su libro Homo Deus. Una breve historia del mañana, su autor Yuval Noah Harari predice que pronto nos suplantarán en los lugares de trabajo algoritmos superabusados que han de conocernos mejor de lo que nosotros mismos nos conocemos. Para entonces pasaremos nuestro tiempo en la realidad virtual, mientras que a la realidad real la manejarán computadoras. Esta nueva era será proclamada por gente a la que Harari llama “dataístas”, quienes argumentarán que toda la vida es data y que deben estar al mando —incluso deben ser venerados— los sistemas que puedan manejar la mayor cantidad de data, sin importar si son seres con sentimientos o máquinas frías. “¿Cuál de las dos es realmente importante, la inteligencia o la conciencia?”, pregunta Harari, y da la respuesta: “la inteligencia es necesaria pero la conciencia es opcional”. De modo que nosotros, humanos simiescos, “podríamos ser reducidos de ingenieros a chips, y luego a data, y eventualmente podríamos disolvernos dentro del torrente de data como un puñito de tierra dentro de un río a borbotones” —tragados por nuestros iPhone.

Fuente: TLS, septiembre 30, 2016.

 

Un comentario en “Tragados por nuestros iPhone

  1. Lo mejor es una inteligencia con conciencia, es lo único que puede salvar al hombre de su autodestrucción